El 11 de febrero es desde 2015 una fecha que apuesta por el futuro de la ciencia en femenino. Así lo estableció la Asamblea de las Naciones Unidas al acordar designar esta fecha como el Día Internacional de la Mujer y de la Niña en la Ciencia para reivindicar la importante aportación realizada por las mujeres a favor de la ciencia y por lo tanto del progreso de la sociedad en su totalidad.

La conmemoración de esta fecha nos hace mirar hacia atrás, cuando las mujeres participaron de forma invisibilizada y discreta nos avances científicos de la historia, pero también nos hace mirar al futuro de una manera más optimista, donde ellas están llamadas a ocupar el verdadero lugar que les corresponde, liderando el conocimiento y la investigación en todos sus ámbitos, ya que la diversidad siempre aportación nuevas perspectivas, talento y creatividad.

Pese a los avances inscritos en los últimos años en cuanto a la participación de las mujeres en la ciencia, debemos ser fieles a los datos y recordar que según se desprende del avance del informe europeo She figures 2021, en la ciencia persiste la segregación horizontal, que se caracteriza por la existencia en el mercado laboral de algunas actividades y/o profesiones con mayor participación masculina y otras más feminizadas, de tal modo que se corresponden con estereotipos de género aún presentes en la sociedad.

Son múltiples los estudios que evidencian la pervivencia y reproducción de las brechas de género, tanto verticales como horizontales, en la ciencia y en la investigación; discriminaciones que resultan de se conjugar, entre otros, dos fenómenos:

a) El glass ceiling o «techo de vidrio», segundo lo cual las mujeres van avanzando posiciones en sus carreras profesionales hasta encontrarse con un techo o barrera invisible que impide su progreso hasta la cima.

b) El leaky pipeline o «tubería que gota», por el cual las mujeres van desapareciendo progresivamente, gota a gota, de las carreras científicas a las que van accediendo, por los obstáculos y trabas que se encuentran.

Pero hace falta señalar que estamos avanzando, paso a paso, en cambiar esta realidad. Así, Galicia es punta de lanza en garantizar la igualdad en el ámbito de la investigación y en la universidad, prestando atención y regulando por ley desde el pasado año cuestiones como que en las nuevas convocatorias de ayudas en este ámbito -tanto de organismos públicos como privados-, se pueda aplicar un factor corrector para compensar los períodos de inactividad (maternidad, paternidad o permisos temporales por embarazo, lactancia o cuidado de personas dependientes), para que no supongan una discriminación en los procesos de evaluación de estas mujeres. Un claro ejemplo de consenso parlamentario en pro del avance femenino en este ámbito, un avance también colectivo.

Del mismo modo, la Xunta de Galicia mantiene un trabajo constante en el seno de la Unidad de Mujer y Ciencia con el objetivo de incrementar la presencia de las mujeres en los ámbitos científico y tecnológico de Galicia y visibilizar sus aportaciones, así como dar a conocer las referentes gallegas a través de distintos programas.
De este compromiso se derivan un compendio de actuaciones integradas en el I e II Programas Gallegos de Mujer y Ciencia y también en el III Programa, que está a punto de ver la luz.

El III Programa Gallego Mujer y Ciencia pretende lograr un sistema gallego de ciencia, tecnología e innovación que incorpore de forma efectiva el principio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, que priorice las necesidades de las mujeres y sea respetuoso con la diversidad; y así aproveche y retenga el talento tanto de las mujeres como de los hombres de nuestra comunidad, para ser el motor del desarrollo tecnológico, económico y social sostenible que queremos para Galicia.

Mejorar la visibilización y participación activa de nuestras investigadoras, su calidad de vida profesional, sus posibilidades de promoción y la capacidad de liderazgo son algunos de los objetivos que se propone el Gobierno gallego a la hora de diseñar la política científica centrada en la aportación de las mujeres.

Así y todo también resulta fundamental poner el acento en dotar de buenos ejemplos y referentes reales a las niñas gallegas, que serán las científicas del futuro. Proveer de modelos a la seguir que inspiren al alumnado de nuestros centros educativos, y también a las familias, así como apoyar la trayectoria investigadora de las mujeres, y fomentar vocaciones innovadoras en las niñas, son algunas de las motivaciones que nos llevan a centrar nuestro apoyo y compromiso con las próximas generaciones de científicas de Galicia.

Categorías

Actualidad Conciliación Igualdad

Noticias

Toda la actualidad e información de interés en el ámbito de igualdad laboral.

La Xunta apoya la flexibilización horaria en las empresas a través de la línea de ayudas dirigida a pymes y autónomos, a la que destina este año 1,4 M€
23 mayo 2022
La directora general de Relaciones Laborales, Elena...
SEGUIR LEYENDO >
Un total de 3.765 contratos temporales de mujeres transformáronse a indefinidos en el último año en Galicia gracias a las actuaciones de la inspección laboral
20 mayo 2022
La directora general de Relaciones Laborales, Elena...
SEGUIR LEYENDO >
La Xunta destaca la importancia de promover en los centros de trabajo acciones para hacer frente al estrés y prevenir los riesgos psicosociales
19 mayo 2022
La directora general de Relaciones Laborales, Elena...
SEGUIR LEYENDO >
¿Qué es el currículo ciego?
19 mayo 2022
La igualdad de trato entre mujeres y hombres aplicable...
SEGUIR LEYENDO >

Subscríbete ao noso boletín

E recibe todas as nosas novidades no teu correo electrónico.