El plan de igualdad es un documento operativo de trabajo que reúne un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de realizar un diagnóstico de situación, que persiguen conseguir la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y eliminar y corregir cualquier discriminación por razón de sexo.

Es, por tanto, el instrumento que sirve para articular un proceso de trabajo en el que se contemplan una serie de objetivos, medidas, áreas de intervención y acciones (debidamente planificadas) con el fin de avanzar de forma progresiva en la consecución de la igualdad de oportunidades en el ámbito empresarial.